Oración a San Benito contra males, envidias y trabajos oscuros

Si te angustia y preocupa que a tu vida hayan llegado envidias y trabajos oscuros, sólo debes aferrarte a la milagrosa Oración a San Benito y llevar siempre contigo su Medalla. El Glorioso Santo intercederá por ti, protegiéndote contra todos estos temibles males.

1. Súplica para contrarrestar la envidia

oraciones poderosas milagrosas y efectivas a san benito abad y de nurisa contra todo mal la envidia y trabajos de brujeria y magia negra

A ti recurro una vez más, Loado San Benito!… Esta vez para rogarte me puedas proteger de tantos males que acosan al mortal! Para que deseches de mi vida a esos seres que sienten por mí envidia!…Tú eres poderoso San Benito… Glorioso y Justiciero! Escucha mi pesar!

Es tanta la maldad que distorsiona al ser viviente, que me quedo pensando… sin razón hallar!…Tú, que te has topado con diabólicos espíritus, que también has sabido de las grandes tentaciones y obsesiones… Yo sé que tú, mi Santo me podrás ayudar!

Recurro a ti este día, con la garganta seca de tanto enfadarme, de mucho temer… y más angustiarme! La envidia la siento en el alma… Está reflejada de oscuras personas que dañan mis sentidos y corroen mi fe! Son seres que viven su vida nutriendo su esencia envidiando a otros, haciéndoles mal!… Oh, Glorioso mío, Santo de los Monjes… protégeme ya!

En mi rezo sagrado, te dejo esta plegaria, mi jaculatoria, humilde, esperanzada, deja vislumbrar mi furiosa pena… pues no sé que hacer! Tú eres Virtuoso, Magnánimo y Puro… Yo sé que con tu Cruz sabrás defenderme!…Aleja de mí toda falsedad que me haga daño… que me traiga mal!

Bienaventurado Patriarca Benito, que desechas brujerías maliciosas y reviertes actos negativos, estoy en tus manos… Salvarme podrás de tanta injusticia y gran perversión… Te imploro, Benito, que en esta confianza que dejo al rezar, alivies mi angustia y le des tu mano a mi corazón!

Así Sea

2. Plegaria contra todo mal

Oh, amado y venerado San Benito Abad! Que a todo maligno has destruido con tu justiciera Cruz… que escuchas el rezo y desaliento de los hombres y a ellos responden con tu Bondad divina… Oh, Glorioso y respetado Apóstol! Dame tu clemencia y Beatitud!

Arrodillada estoy frente a tu Estampa… Oh, Santo Inmaculado! Defiéndeme de chismes perniciosos que ocultan el mal… Que nadie se interponga en mi vida calma, virtuosa y complaciente… para inocularme odios, rencores y maldad!

Quítame de encima a esa gente que sonríe… y por detrás me clava el arma despiadada de su ingratitud! En los ojos maliciosos hay designios que a mi alma han podido doblegar!… Por eso te pido, oh, Santo Venerable, me alcances con tu vara silenciosa e invisible… y me salves de egoísmos y maldad!

Soy tu fiel y seguidora sierva, Santo mío! Alabado seas, dentro de este Cielo misterioso, que guarda tus virtudes y tu Sagrada alma, dentro de su seno… y aquí, en este Altar! Te imploro me ayudes a limpiar lo insano dentro de mi esencia, para que mi vida sea la ideal… Tan Grandioso eres, que con tu Milagro y tu Bendición, nada ha de faltarme… oh, dame tu Amor!

Colma de esperanza este ruego que te hago con esta Medalla que irradia tu Imagen… oh, Santo y Señor! Buscaré palabras para invocarte con toda mi fe, oh, Bendito Padre! Salva mi tormento de sentirme presa de estas acciones… que causan temor! Tú siempre me has dado de ti… lo mejor! Oh, Benito Santo!

Inmaculado eres y yo invocando tu Nombre Sagrado te dejo un pedido… Hazme ese Milagro secreto, escondido… Necesito el alma sanar de toda malicia escondida… de todo el que acecha, dañino… Sólo, tú, me puedes salvar, con tu Cruz elevada y en nombre de Dios! Benito, apelo esta tarde… a tu Salvación! Amén

Deja un comentario